La serie
 
Ser actor no significa ser famoso.
La gran mayoría no lo son y mientras trabajan en otra cosa.
Y cuanto más abajo se está, más situaciones surrealistas se viven.
Esta es la ácida historia de tres de ellos.

 

La primera temporada de "Nada que celebrar" tiene 6 capítulos de 25 minutos cada uno.

El experimento: al rodaje de la serie sólo asistieron los actores, el realizador y un ayudante de producción. Tanto la dirección de fotografía (usando una CANON 7D) como el control del sonido (micros inalámbricos) fueron controlados única y directamente por el realizador. En la mayoría de las localizaciones filmadas no había permiso específico ni ningún tipo de iluminación de rodaje.
 
   
Alberto Rey
Asesino en Serie
elmundo.es
 

¿Funciona 'Nada que celebrar'? Pues sí. Las risas que me he echado con ella no las encuentro en ninguna serie española.

 

Las cosas que rodean al mundo de los (aspirantes a) actores no son mucho más elegantes ni menos grotescas que lo que se ve en esta serie. Y sólo son graciosas si te las cuentan como hace Navarro: a saco, sin medias tintas ni humor políticamente correcto.

 

Risas incómodas pero risas de calidad es lo que hay en 'Nada que celebrar'. Y ahí no hay súper-presupuesto que valga. O te ríes o no te ríes. Yo con el clásico humor de chascarrillo de las telecomedias españolas no suelo reírme. Y con los chanantes generalmente tampoco. Pero con Ricky Gervais, Larry David o Louis C.K. sí. y David Navarro va por ahí. Él solito, cargado con su cámara y sus micros ocultos. Y su talento y su par de...

 
   
Equipo
 
David Navarro Guionista, productor, realizador y editor de este proyecto. Anteriormente produjo para CANAL+ la serie "Oído Caníbal".
   
Cristina Soria, Jordi Aguilar y Santiago Nogués Los actores protagonistas de la serie dan nombre y apellidos a sus propios personajes, como casi todos los actores que participan en el proyecto. Muchas de las vivencias que ficcionamos tienen que ver con experiencias reales que ellos mismos han vivido como actores.
     
Aaron Rux   La música es un personaje más de esta serie y Aaron es su creador, que inspirándose en ritmos etíopes (evocando "Flores Rotas") mezclados con jazz ha consturido universo naif y desconsolado.
     
Eugenia Rodríguez, Iago López y Alfredo Barón   Han ejercido de ayudantes de producción, de sonido y de dirección a la vez. Profesionales todo terreno con toda la pasión y entrega necesarios para sacar adelante este proyecto experimental.